¿Como lo prefiere remesas, Hawala o Dólar Paralelo? Olvidese de las casas de cambio enchufadas al gobierno, la foto es peligrosa

Con las restricciones cambiarias impuestas por Chavez en 2003, Ley Ilícitos Cambiarios (2005), eliminación del sistema de Casas de Bolsas, tanto por el lado de la demanda con la retirada por cierre o migración de empresas en el mercado abierto, -capitales, y las diferentes regulaciones cambiarias al momento de ejecutar la devaluación del bolivar, el mercado del dólar no iba a desaparecer (2010). Todo el mundo necesita dolares, y por ellos está dispuesto a pagar desde su valor real en bolívares, -moneda destrozada por razones fiscales por el gobierno- envilecido y con un poder de compra reducido en extremo -un 999%- por la hiperinflación que el gobierno utiliza para financiar su gasto.
La demanda sobre el dólar tomo velocidad alcanzando crecimiento hiperbólico cuando la destrucción económica -cuando Maduro se fue a la Guerra- el mercado de bienes reales en cualquier forma -propiedad inmobiliaria, inventarios, etc.- tomo la ruta de violenta depreciación de viviendas, oficinas, locales de comercio, vehículos transporte y personal, etc. enviaba el peso de la demanda sobre el dólar, en un mercado donde la oferta de divisas se estrechaba al ritmo de la contracción económica en la industria petrolera, por lo problemas reales del petroelo envuelto en un shock de oferta negativo generado por desinversión y descapitalización, caída de la producción y precios, corrupción, administración y manejo de la industria petrolera. En otras palabras, una industria petrolera financieramente en manos del fisco.
Así desde 2005 el mercado del dólar, cambiario y paralelo, se fue transformando y operando en lo que sería la versión venezolana del Hawala que se materializo en 2010. Con la descripción arriba nos imaginamos que una guerra emprendida por el gobierno contra el individuo requiere de mecanismos – similares al hawala- funcionaria perfectamente, no como el hawala de remesas, como reacción al sistema bancario por sus costos de transacción y riesgo, sino por el contrario incorporo -en el margen- los sofisticados recursos financieros, bancarios, aunque no por ello, no ilegales en el margen y ejecutar una compra de divisas fuera del margen de dominio del BCV. Así tenemos que el Hawala venezolano, el llamado dólar paralelo.
En otras palabras ganar acceso al dólar fuera de la frontera política impuesta por el gobierno, reduciendo el nivel de riesgo en los dos polos del mercado, aunque atravesando el propio sistema financiero internacional y así en su resultado final, la moneda original el bolivar es a “swapeada” en el mercado para comprar el dólar, euro etc. y en su mercado de origen, el conocido dólar paralelo, y el cual se efectúa a través de los mecanismos originarios del Hawala pero también a través del sistema financiero internacional y nacional.
Así el paralelo venezolano, el hawala de estos anos de internet y por ello toma decenas de formas dese el uso de las cripto monedas, mercados paralelos regionales, tarjeta de crédito y débitos prepagadas, además del canje de bienes por via de comercio exterior entre empresas privadas nacionales y proveedores internacionales, sean chinos, rusos, americanos o europeos. Fundado en todas esas formas electrónicas -pero también no electrónicas como el Hawala original de principios de nuestra era, India y el Mediterráneo islámico y no islámico. Somalia hoy aparece como el paraíso -y legal- de canje de una moneda por la valuta por vías legales.
De esa manera, en Venezuela nació y se desarrolla el mercado libre de la divisa, del dólar y otras valutas, lo que a su vez constituye el mejor proxy que nos marca el ritmo de la hiperinflación dado que el precio del dólar en el mercado paralelo es solo el reflejo en el espejo de la hiperinflación causada por el gobierno al monetizar masivamente el déficit fiscal del gobierno.

Es importante aceptar que las operaciones financieras que anteceden y post-ceden al swap en el mercado paralelo, no hay operaciones que pudieran ser ilegales ni castigadas, entre otros porque el mercado del dólar paralelo no es mercado cambiario, sus preicos son productos de diversos mecanismos, entre ellos miles de arbitrajes y en consecuencia no existe en cada punto en el tiempo uno solo precio, o un precio único

Los bancos y otras instituciones financieras crearon la red operativa donde se formaría el precio del dólar, en correspondencia con las fuertes restricciones económicas, financieras y jurídicas, y los mercados marginales en las fronteras venezolanas, convertidos en mercado de asistencia masiva de consumidores, a lo cual se agrega la actividad narcotráfico, particularmente el pitufeo, y desde luego, la gasolina, la conexión entre el narco industria y PDVSA.
Recuérdese que un kilogramo de coca requiere cerca de 125 litros de gasolina pagadas a precio internacional. Con todas esas tecnologías sirviendo el mercado paralelo del dólar en Venezuela ha reducido el nivel de riesgo y con ello la prima de riesgo que por lo general hay que absorber en transacciones financieras no transparentes con elevado riesgo moral.
Como todos lo hemos hecho no recordare como accesar el dólar paralelo, todo el mundo conoce un camino, incluyendo los propios mecanismos iniciales del hawala. Hoy tenemos por ejemplo tarjas de crédito y débito que familiares de venezolanos residentes en otras partes del mundo, envían a sus familiares para utilizarlas en las fronteras y adquirir alimentos, medicinas, servicios diversos, de manera legal, Chucuta, Maicao y el Caribe. Ese mecanismo tiene más de diez años de ser utilizado en Cuba por la natural restriccion comunista pagando impuestos confiscatorios para que los cubanos tengan liquidez internacional -dólares- y con ellos comprar alimentos y medicinas puerta a puerta desde USA.
En Venezuela ya es un mecanismo masivo de adquisición de bienes que en Venezuela el gobierno voló del mercado para reprimir alimentariamente al venezolano. Podemos afirmar que el dólar paralelo es un mercado tipo hawala, -que comparte el rigor que el dinero no viaja ni física ni electrónicamente y a él se agregan mercados plásticos, tarjetas débito, crédito utilizadas en instituciones financieras sin el riesgo de ser mecanismo de legitimación. El mercado paralelo sin embargo mantiene el ámbito originario del hawala
¿Entonces que es el Hawala? Su definición plena nos diría que es un sistema que permite trasnferir cualquier cantidad de dinero a través de las fronteras de un país a otro. El sistema es privado y aunque no tiene leyes que lo impidan, sus mecanismos de transferencia han seguido el rumbo del progreso tecnologico en el sistema bancarios y financieros, en corto el sistema ‘financiero’ hawala constituye una manera informal que la gente utiliza para trasnferir dinero, con ciertas microestructuras financieras en cada punta de la transacción especie de brokers que proveen el servicios de “trasnferir” el dinero en deuda, créditos, remesas, etc. de quien “envía” el dinero “como si fuese un banco” a quien lo requiera.
Esas ad hoc microestructuras mantiene entre el la conexión financiera requerida visto que en el hawala, como en el paralelo, el dinero no se transfiere ni físicamente ni electrónicamente de punta a punta, aunque hoy lo puede ejecutar electrónico, lo cual entonces deja el rastro, como en el caso del dólar paralelo venezolano donde hay rastros parciales que un momento determinado la ley podría rastrear, aunque sofisticados mecanos de lavado, a ambos lados de la transacción, hace compleja y difícil establecer legalmente la conexión asumida por los rastros parciales que deja. Es el caso de Somalia, por ejemplo, donde el hawala es un mecanismo masivo de transferencia de dinero de somalíes residentes en Europa y USA a sus familiares en Somalia.
El sistema hawala ha existido por un tiempo considerable. De hecho, en India y otras partes de Asia, el sistema hawala ha sobrevivido un largo tiempo y funcionando durante al menos tres siglos, aunque ya hay evidencia de tiempos remotos y es anterior al establecimiento de la banca tradicional occidental, transacciones hawala muy naturales en el sistema financiero islámico y se encuentra en textos muy antiguos de la jurisprudencia islámica. El sitio web de Expertos Económicos (2010) dice sus orígenes no son del todo claros, pero se cree que se usaron primero financiando el comercio de largas distancias en el período medieval temprano en rutas comerciales como al Ruta de la Seda del Opio, en el Mediterráneo oriental y el océano Índico. Hawala es mencionado en textos de jurisprudencia islámica ya en el siglo VIII en el inicio del islam.
El hawala no deja rastros de ninguna naturaleza, y esa esa característica que lo ha hecho preferidos para el pitufeo terrorista, narco tráfico, el opio en Asia. El hawala es entonces un sistema mediante el cual el dinero se transfiere, aunque no viaja ni fisca ni electrónicamente- de un país a otro porque sin necesidad de utilizar los canales bancarios normales, en algunos países el hawala es declarado sistema clandestino para evitar lavado con destino marco, terrorista, corrupción, eventualmente utilizado por esas operaciones ilegales.
Como se podrá dar cuenta amigo lector, que si un mercado se cierra se abre un mercado negro, y si las regulaciones y la intervención del Estado encarece sus operaciones, el individuo, un buscador natural de la libertad, -excepto en ocasiones por el venezolano- buscará resolver sus necesidades al margen de la ley, la cual nunca será más fuerte que la ley del hambre, como la que ha sido impuesta por los comunistas que gobiernan Venezuela.
Es importante aceptar que las operaciones financieras que anteceden y post-ceden al swap en el mercado paralelo, no hay operaciones que pudieran ser ilegales ni castigadas, entre otros porque el mercado del dólar paralelo no es mercado cambiario, sus preicos son productos de diversos mecanismos, entre ellos miles de arbitrajes y en consecuencia no existe en cada punto en el tiempo uno solo precio, o un precio único

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *