BCV vende “basura” que Goldman Sachs compra con 69% descuento

BCV vende “basura” que  Goldman Sachs compra con 69% descuento. El poder legislativo se comporta bizarro y le cae encima a Goldman Sachs en lugar de caerle al gobierno. La zorra detrás de los perros.

———————————————

El affaire donde juegan BCV, Goldman Sachs (GS) y la Asamblea Nacional (AN) luce bizarro. Al leer la carta del presidente de la AN a GS por momentos pensé que el presidente de la AN desconocía que el riesgo PDVSA supera el 23-27% desde hace unos cuatro años, noticia vieja, los certificados CDS que orientan el riesgo de los países y de empresas lo dicen, inclusive estiman la probabilidad de default y el de PDVSA ha marcado ya 69% en los últimos dos años, de hecho, el mercado tiembla cada vez que PDVSA tiene que pagar intereses y capital.

Supongo que el presidente de la AN estaba informado; sus asesores lo deben saber, están obligados. Tampoco creo que la AN quería entrar en el debate político en USA entre el Partido Demócrata (PD) y el gobierno de Trump entre otros porque en su gobierno Trump tiene varios ex ejecutivos de GS comenzando por su secretario del Tesoro. Pero lucía interesante pensar que la AN aprovechaba esa diatriba entre Trump y el PD para poner el problema venezolano en línea con la opinión pública americana, la cual podría tener algún interés en nuestra tragedia en medio de la riña política entre Trump y el PD en USA.

Pero al ver a senadores y diputados demócratas firmar cartas contra el gobierno de Trump “preocupándose” por la compra de los bonos de PDVSA, por parte de GS, llegué a pensar que el presidente de la AN estaba en jugada de alturas. Ello no me satisfizo, porque  no comprendía como, sabiendo que el culpable del elevado riesgo de PDVSA/Venezuela – el cual deprecia sus pasivos, convierte sus bonos en basura- era el gobierno. ¿Por qué no lo enfrentó y solicitó interpelación al presidente del BCV y al Ministro de Finanzas de Venezuela y armar el natural zaperoco político para que los venezolanos más asimétricos a las noticias financieras se convencieran que el drama venezolano que traen los elevados riesgos de PDVSA y la República de Venezuela nos ha traído terribles daños?

Teníamos la evidencia, desde un comienzo que el mercado de capitales nos veía con un riesgo in crescendo, así llegaron PDVSA y la República al cierre de los mercados voluntarios de deuda, un encarecimiento del crédito externo, descapitalización de empresas extranjeras en Venezuela y cierre de muchas, desempleo, contracción económica, severos desbalances fiscales, hiperinflación, empobrecimiento y una certificación de pérdida de capital reputacional, y en los hechos transformar al venezolano en un maula internacional porque el peso de la opinión pública internacional que nos acercábamos a un default nos muestra la cara de un colapso financiero que aunque sabemos comenzó por el 2012, estaría llegando a su clímax este año, por un probable default.

Sigue leyendo

OPEP, precio del petroleo, Teoría de Juegos. Dilema del Prisionero en un juego donde Venezuela vuelve a perder.

Veamos desde Teoría de Juegos, quizás el más completo análisis de lo podría realmente ocurrir en el mercado petrolero afecto de la OPEP y sus asociados, fusionemos “el juego” con el análisis económico de costo beneficio, Desechamos el esquema neoclásico por incompleto.

Todo juego tiene una estrategia para ganar(perder) en una realidad donde siempre habrá ganadores y perdedores, habrá empate cuando la solución no sea óptima, no hay un ganador, en términos de costo beneficio, y un juego de todos ganan, en esas condiciones no serán posible; en el win win game las condiciones son otras. Como asumimos libre mercado, hay arbitraje y como en el ajedrez el juego es abierto, las reglas así lo piden, todo dependerá del sentimiento competitivo que se apodere de cada player.

Así, tenemos que la mayoría de los juegos que encontramos en el camino son cooperativos. Los hay competitivos, sin dejar de lado esos juegos sin solución óptima ni negociada, que podríamos agruparlos en juegos perversos, el incentivo para el jugador es “perder”. Finalmente, una solución a lo Nash, nos permitiría un balance de costos y beneficios, dentro de la OPEP esto ha ocurrido, supongo que la “cláusula cheating” es rotativa, es decir todos tienen acceso a jugar con la mano adelante.

Una solución Nash, plantea un problema de optimización bajo un esquema de negociación, fenómeno que a todo evento dentro de la OPEP es imposible alcanzar porque no hay equilibrio entre las diferentes posiciones fiscales que aparecen frente a la renta petrolero o del ingreso petrolero como ingreso fiscal

Una solución Nash, (no confundir con equilibrio a lo Nash) plantea un problema de optimización bajo un esquema de negociación, fenómeno que a todo evento dentro de la OPEP es imposible alcanzar porque no hay equilibrio entre las diferentes posiciones fiscales que aparecen frente a la renta petrolero o del ingreso petrolero como ingreso fiscal. De todos modos, la negociación dentro de la OPEP se hace sobre la base de unos fuertes y otros débiles.

Con ese esquema de análisis, se puede observar que, entre los diferentes miembros de la OPEP, ahora “aumentada” con uno de los free riders de siempre, Rusia, quedando solo México fuera del juego, ganando si apostar, Rusia dio un paso adelante para cargar con costos y beneficios, su costo de oportunidad, aun no muy claro, puede situarse a ambos lados del juego, con precios bajando o subieron, ya volvemos sobre esta afirmación. Sigue leyendo

La hiperinflación en Venezuela: el socialismo ruso -1917 y socialismo venezolano -2013

Cuando en 1920, y con el socialismo en marcha rápida, el Partido Bolchevique conducía un violento proceso de expropiaciones, estableciendo controles de precios, todo lo cual produjo una colosal escasez que fue enfrentada por el gobierno revolucionario con un esquema de un racionamiento extremo, donde los trabajadores del Estado -proveniente de muchas empresas expropiadas, recibían sus salarios en una especie de bolsas, donde pudiera haber tomado Maduro el modelo para su bolsa/caja CLAP.  

Ese violento proceso de expropiaciones se topó con serios problemas a la hora de expropiar a los empresarios medianos y pequeños, particularmente en el área alimentaria, unidos a las fuerte repercusiones de la 1era Guerra, en esas extremas condiciones políticas y económicas, Lenin ordeno al Banco de Rusia acelerar el proceso de envilecimiento de la moneda, bajo una expansión del gasto público -léase déficit fiscal- la masiva monetización los colocaba en medo de la hiperinflación, -un fenómeno que llamaremos ‘envilecimiento”, imprimiendo moneda a discreción- de manera de acelerar la ruina y la quiebra de los medianos y pequeños empresas, esa orden de Lenin se convirtió en una consigna política, imprimir dinero hasta arruinar a los capitalistas. Parece que Maduro tomo de Lenin esas instrucciones, cien años después..…….

Ese fenómeno corría a la par de un fuerte control de precios, lo que causaría una severa contracción económica se estrangulaba empresas medianas si pequeñas en aquellos sectores donde la expropiación encontraba serios problemas administrativos y políticos, particularmente en la agroindustria.  Acotemos que la palanca utilizada fue el envilecimiento del rublo, proceso derivado a la impresión masiva de rublos, con los cuales la revolución pagaba el grueso déficit fiscal.  

La liquidez monetaria se expandió bajo ese proceso de debasement -envilecimiento- lo cual vino a conformar la conocida hiperinflación rusa, fenómeno que precedería a la más conocida hiperinflación de la República de Weimar, y que se unía a las penurias económicas heredaras de la monarquía de los Romanov y de las consecuencias en Rusia de la 1era Guerra.

De esta manera empresarios medianos y pequeños arruinados y quebrados entregaron sus empresas al gobierno y entregadas a las cadenas de la propiedad estatal en esos primeros anos de la revolución socialista. De esa manera Lenin arruino a los ahorristas, a empresarios y con esas dos condiciones el momentum del socialismo vivía su clímax, así creció la pobreza, colas y racionamiento, fenómenos económicos que conforman el core del socialismo, individuos dependiendo del Estado, eso que se denomina servilismo socialista. Sigue leyendo

El mercado político -la política- y la economía: simetrías y racionalidad del individuo

Y como explicamos la escasez y el empobrecimiento del venezolano en estos años de revolución.

El mercado político según la economía de la Escuela Public Choice -Selección Pública- opera en simétrica racionalidad a la del mercado de bienes y servicios, esa teoría cientos de veces constatado, sujeta a la existencia de data, permite presentar una equivalencia entre el análisis económico del mercado de bienes y el mercado político, mercado de intereses e incentivos tanto del individuo como organizaciones políticas (partidos entre otros) como el de individuos y empresas en el mercado de bienes.

De esta manera, la estructura de incentivos y otras categorías económicas. mercado, precios, costos y beneficios y costo de oportunidad tendrían en el “mercado político” un rol análogo, y entre los cuales se distinguen la conformación de puntos de equilibrio generados en el comportamiento “subjetivista” del ser humano frente a la escasez y al incentivo praxeológico que los define a ambos.



Acotamos que despejando la acción racional del interés e incentivos en el mercado político puede y en efecto ocurre, ser causante inicial de lo que los economistas definimos escasez. La analogía resalta en términos de racionalidad de intereses e incentivos del individuo, pero es muy posible que los intereses de este último maximicen su utilidad (éxito) y lo que para ese mercado sea racional y normal para el otro sea escasez y penurias (fracaso). Mucho de eso vemos en las sociedades o Estados fallidos, nuestro caso. Sigue leyendo

¡Es la ideología estúpido!

Ensayo.

Porque el socialismo lleva dos decadas destruyendo capital fisico, humano, natural? 

Contribución a desalambrar un curioso fenómeno político que nos transmite que las dos visiones del país; Gobierno y partido y oposición y Unidad no son muy distintas, como debería ser,  hay muchas simetrías ideológicas, políticas y los identifica el estatismo. Ello no ayudara mucho a la refundación de Venezuela, proceso que debería venir con serias reformas institucionales, económicas y políticas, en búsqueda de democracia y mercado; los socialismos de seis decadas han fracasado.   

  

PARA LA DISCUSION SOBRE QUE PAIS QUEREMOS DEBE PASAR POR UNA ABIERTA VISION  POLITICA E IDEOLOGICA DEL ROL DEL PARTIDO POLITICO Y DE LA SOCIEDAD CIVIL CON LA IMPLEMENTACION DEL PRINCIPIO DE SUBSIDIARIEDAD QUE NOS LLEVE A SUPERAR EL INTENSO PROCESO DE EMPOBRECIMIENTO EN QUE NOS HA SUMERGIDO EL SOCIALISMO.

 

Aunque La Mesa de la Unidad (MUD) expresó públicamente que se encuentraba en proceso de reestructuración, tantos fracasos durante más de diez y siete años, los cuales pensamos habían llegado a su fin con el triunfo electoral hasta alcanzar la mayoría calificada en la Asamblea Nacional, victoria no ejecutada en virtud del “golpe constitucional” dado por el Gobierno via TSJ para reducir a la AN en un poder público sin poder. Ese golpe del Gobierno no debio haber sorprendido a nadie, y no fue repelido por la propia AN en el mismo sentido con que fue “desacatada” dado que el Poder Legislativo termino secuestrado e inutilizado durante su primer año. La Mesa de la Unidad reaccionó  tibiamente a ese golpe de Estado dejando secuestrarse sin ni siquiera “lanzar una piedra” como lo hubiesen hecho  estudiantes y pueblo en cualquier protesta como lo ha hemos visto en los últimos años, luchando por las libertades conculcadas por un gobierno que a todo evento es inescrupulosamente dictatorial. Sigue leyendo

El huevo de la serpiente

 Alexander Guerrero E

Jueves, 6 de diciembre de 2001

Sólo en la fábula de Plinio, el huevo de la serpiente podía flotar contra la corriente e ir aguas arriba, después de todo, Plinio decía que era magia. Plinio murió porque debía investigar al Vesubio en plena erupción.

Chávez se la juega, el escenario político, como la economía, se contrae. Si se apela a las medidas heroicas de corte represivo, en momentos cuando la ideología del régimen encuentra grandes restricciones en los hábitos, en las costumbres y en la manera, más o menos civilizada como los venezolanos desde hace tiempo resolvíamos nuestros problemas políticos, entraríamos en un campo minado de incertidumbre y riesgos políticos que harían difícil la tarea de ganarse el pan de cada día.

La conjunción de genuinos intereses económicos y derechos de propiedad que ellos reproducen y la fuerza económica del Estado se desvanece por acción de normas y leyes destinadas a al estatización y colectivización de la propiedad privada, se hará más aguda en un momento en que se perfilan enormes dificultades fiscales para un gobierno que apostó a un discurso político redistributivo y a un remedio populista cuyo efecto se desvanece en la medida en que el maná se agota, y que le obligara a contraer el gasto del Estado, y disminuir el condimento de la propuesta política por su inviabilidad financiera. El precio político a pagar por la contracción del gasto público, es del tamaño del voluntarismo populista y estatista que prometió acabar con la miseria y la pobreza sobre la base de la dádiva pública. El discurso político de ahora en adelante se morderá su propia lengua.

El conflicto político -y el subyacente social- emerge, cuando el régimen presiona, amenaza y debilita el sistema de derechos de propiedad, – por lo demás suficientemente afectado en letra y espíritu de la nueva constitución- sobre los cuales se funda cualquier actividad económica racional en un país normal del mundo de hoy. El clímax de esa amenaza trasciende inclusive el prospecto de colectivización – sovietización – de la tierra que encierra la Ley de Tierras, cuando somete al estado y a la política los derechos de propiedad sobre la tierra.

Es este precedente y la manera poco ortodoxa de legislar y administrar normas y leyes, en un régimen que ignora la natural división de poderes y sistemas de checks and balances lo que ha erizado el entorno político que provoca una escalada de rechazo social y político, que de alguna manera coadyuva la conformación de coaliciones políticas cuya acción harían aún más inestable el régimen y casi imposible emprender actividad económica que genere empleo y riqueza. Se destruye así el escaso clima de negocios ya afectado severamente por la revolución en los últimos dos años, y que la miopía del régimen le ha impedido ver. Las restricciones al crecimiento económico, que no son nuevas, son obviamente políticas, aderezadas ahora con un elevado grado de perversión institucional.

Las amenazas a los derechos de propiedad, hecho que por cierto hemos venido alertando y anticipando desde hace más de dos años, conforman ahora el catalizador de la lucha política, dado que la entrada de los empresarios

Las amenazas a los derechos de propiedad, hecho que por cierto hemos venido alertando y anticipando desde hace más de dos años, conforman ahora el catalizador de la lucha política, dado que la entrada de los empresarios – particularmente el medio que más riesgo arrastra por estar en mercados más competitivos- en el juego político, siempre es considerado como última instancia en la lucha política.

Los paros convocados por los empresarios tienden a tener efecto devastador en la lucha política, dado que arrastra expectativas de millones de empleados que ven en peligro el quince y él ultimo por desactivación y caída de la inversión privada y por incremento de los costos de transacción en la economía. El trabajador se considera en consecuencia el eslabón débil de esa cadena, lo cual es por lo demás cierto. Allí se produce un efecto diametralmente distinto al de la lucha de clases, fenómeno este que ha sido alentado constantemente por el gobierno en estos años. De hecho, ocurre una lógica solidaridad entre quien da el empleo y quien se emplea, lo cual se puede divisar formalmente en la lucha política con la acción combinada y organizada de las centrales empresariales y de trabajadores, quienes de manera lógica ven en la amenaza a los derechos de propiedad un enemigo común.

Quizás allí estén las razones del impacto que ha tenido la convocatoria al paro y el ambiente de inestabilidad política que hoy se siente en Venezuela; el cual, de ahora en adelante se moverá en un escenario de amplia incertidumbre por lo impredecible del juego de poderes que se activa con la desesperanza social y económica. En esas condiciones de elevado riesgo político, caerá la inversión y el consumo, lo que acelerará la contracción económica ya prevista para el 2002, generando al mismo tiempo más inestabilidad política y social, y así circular y viciosamente.

En la mesa de juego, los players apuestan a maximizar su utilidad, todos están suficientemente informados, con lo cual no hay ventajas de unos sobre otros, la colusión de intereses es fatal porque desaparece la estabilidad política, insumo sin el cual no habrá actividad económica predecible. En adelante y atrapado en sus propias ineficiencias, el gobierno, como lo muestra la historia a montones, estaría tentado a acentuar la represión, y por ese camino se debilitarían las libertades individuales y económicas, condiciones estas sin las cuales es difícil la generación de empleo y riqueza. ¡El resultado, como con el huevo de la serpiente en Plinio, será de profunda crisis política, dado que la acción de los gobiernos en estas circunstancias, al desmeritar el consenso y la negociación política, los conduce a un círculo vicioso provocando mucho más de lo que quieren evitar, como en la fábula de Plinio, los hombres les corrían a las serpientes, llevándose los huevos de estas!

La historia tiene muestras de sobra, un régimen represivo en materia de libertades y derechos económicos, es financieramente insostenible, por lo que las crisis fiscales en esas condiciones siempre actúan como un acelerante de la crisis política y de gobernabilidad. Sólo en la fábula de Plinio, el huevo de la serpiente podía flotar contra la corriente e ir aguas arriba, después de todo, Plinio decía que era magia. Plinio murió porque debía investigar al Vesubio en plena erupción.

 

El Populismo la enfermedad infantil del socialismo

Un toxico para el crecimiento el desarrollo

Alexander Guerrero E

¿Qué creemos y entendemos por populismo, una forma de gobernar instituciones políticas y económicas, probada y comprobadamente toxica contra la libertad y la propiedad y que la evidencia empírica muestra se convierte en una fuerza motriz de empobrecimiento y enajenación económica y cultural? Populismo, un concepto que tiene en cada idioma y cultura tiene diferentes giros. Sigue leyendo

Sin el “imperio de la ley”: del empobrecimiento al hambre. El Caso Venezuela

El caso Venezuela

A medida que crecía la maldad de los hombres, creció la multitud de las leyes, de tal forma que hoy nos preocupan más las leyes que los propios vicios que reprimen, sin que baste ya el esfuerzo y el trabajo de Hércules para limpiar los establos de leguleyos”.

Juan de Mariana.

Cuando Ud. escucha a un Presidente dar órdenes para saqueo un comercio, “…y que no quede nada en los estantes.”  o para asaltar una industria o invadir unas tierras, en todos esos casos violentar la propiedad privada; pero también para militarizar actividades económicas, fijar precios, apadrinar el hampa, destruir códigos morales que tratan de proteger al individuo del Estado, acepte con frustración que Ud. vive en país regido por la “ley de la selva” y no por  “rule of Law”.

En otras palabras, ese liderazgo político persigue un objetivo empobrecerlo a Ud., y depredar sus bienes y el capital humano y convertirlo en servil del Estado. Utilizamos el “rule of law” por ser esa expresión más conocida en el mundo en ese idioma. SI lo traducimos funcionalmente estamos hablando de Estado de Derecho, o imperio de la ley. Sigue leyendo

Unificación para ingenuos y dummies:  en la caza del dólar paralelo

La lección de un mercado que ni el gobierno ni sus asesores comprenden.

Alexander Guerrero E

 ¿Unificación de qué?

Muchos habían de unificación cambiaria, el público en general con posición asimétrica respecto de la información y poco connoisseur de los detalles técnicos y políticos del mercado cambiario incluyendo el control, pero también técnicos y analistas se muestran desapercibidos, particularmente en relación a un fenómeno de opinión publica que denominan unificación, y que estos refieren como “ajuste cambiario” dejando de lado el aspecto fundamental del régimen económico que son los controles de precios y volúmenes, particularmente en el precio de la divisa. Sigue leyendo

Yo, el lapiz ……..con epilogo de Milton Friedman

La mejor lección de economía que alguno pueda leer; la cara del mundo cambiará!!

Introducción por Lawrence w. Reed

Elocuente. Extraordinaria. Atemporal. Cambio de paradigma. Clásico. Seis décadas después de que apareció por primera vez, Leonard Read “Yo, el lápiz” evoca esos adjetivos de elogio. Con razón que, para este pequeño ensayo abre los ojos y la mente entre las personas de todas las edades. Muchos lectores de la primera vez nunca ven el mundo pasa lo mismo otra vez.

Sigue leyendo